+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP

Ingeniería en Telecomunicaciones, mirando al futuro

En uno de los laboratorios de Ingeniería en Telecomunicaciones del Balseiro. Crédito Chiwi Giambirtone / Prensa del Instituto Balserio. En uno de los laboratorios de Ingeniería en Telecomunicaciones del Balseiro. Crédito Chiwi Giambirtone / Prensa del Instituto Balserio. En uno de los laboratorios de Ingeniería en Telecomunicaciones del Balseiro. Crédito Chiwi Giambirtone / Prensa del Instituto Balserio.

En tiempos de profundas transformaciones del paradigma laboral, existe una carrera universitaria que se consolida a la vanguardia de los cambios e innovación tecnológica que demanda el mundo: la Ingeniería en Telecomunicaciones. Así lo indican los últimos estudios y reportes de especialistas en Recursos Humanos. ¿Pero por qué esta especialidad tiene tanto futuro? ¿A qué se dedican exactamente estos profesionales? Esta nota reúne testimonios de egresados, estudiantes y docentes del Instituto Balseiro (IB) que invitan a explorar las posibilidades de esta carrera.

Fecha de publicación: 11/12/2018

En agosto último, Juan Martín del Potro le daba consejos a un astronauta de la NASA que estaba en el espacio y se preparaba para jugar un partido de tenis con sus compañeros de tripulación en un escenario estelar. Los protagonistas de este diálogo no podían estar más lejos: uno en el planeta Tierra y el otro en el espacio exterior. A su vez la noticia era publicada por los diarios digitales de todo el planeta, transmitida por la televisión en distintos países y miles de personas la compartían a través de sus redes sociales.

Este hecho grafica de manera espectacular el alcance de las telecomunicaciones, palabra que precisamente contiene el prefijo griego “tele” que significa “lejos”. Pero lo cierto es que el intercambio de información, en diferentes formas, es parte de nuestra vida cotidiana de manera recurrente: al enviar un mensaje por WhatsApp, hablar por celular, competir en un juego online, buscar un lugar con el GPS o escuchar la radio. Y en cada uno de ellos subyace la tecnología desarrollada por ingenieros en telecomunicaciones.

Ingenieros de la vanguardia

Al comienzo de este año, consultados por los medios sobre cuáles serían las profesiones más demandadas para 2018, los directores de Recursos Humanos de compañías multinacionales y nacionales, no dudaron en encabezar su lista con los ingenieros, seguidos por los especialistas en Tecnologías de la Información (IT, por sus siglas en inglés) y Telecomunicaciones.

En este contexto y por partida doble, un ingeniero en telecomunicaciones tiene infinidad de posibilidades reales y muchas inimaginables de desarrollo profesional en el presente y en el futuro. “Lo que más me gusta es el hecho de no saber qué voy a estar haciendo en cinco años y que eso me entusiasme en lugar de preocuparme”, cuenta Leandro Echevarría, flamante egresado, que no dudó en inscribirse apenas se enteró de la apertura de la carrera en el Instituto Balseiro, en 2012.

Con 60 años de experiencia en la formación de físicos e ingenieros y un equipamiento, laboratorios e infraestructura única a nivel nacional, el Instituto Balseiro, institución pública que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO), apuesta con esta carrrera a formar profesionales e investigadores que podrán desarrollar los sistemas de comunicación para el futuro y satisfacer la creciente demanda nacional en el área.

Las posibilidades son muchas y se multiplican con los constantes avances tecnológicos. “La disciplina tiene varias aristas, existen las comunicaciones ópticas inalámbricas, radares, que son muy importantes en la actualidad en nuestro país y los desarrollos tecnológicos nacionales que necesitan de profesionales y de investigación aplicada que brinde el soporte adecuado. A nivel internacional es una disciplina en constante cambio y evolución, eso implica que los investigadores estén totalmente actualizados y trabajando fuertemente en todas los nuevos resultados sobre la temática”, explica Pablo Costanzo Caso, investigador y docente en el IB.

Diego Grosz (der.) con un colega de Ing. en Telecomunicaciones. Crédito Chiwi Giambirtone /Prensa IB.En consonancia con la mirada hacia el futuro e involucrado en los últimos desarrollos en comunicaciones, Diego Grosz, actual director de la carrera, cuenta que al enterarse del lanzamiento del proyecto para Telecomunicaciones en el Balseiro le interesó muchísimo porque “la posibilidad de trabajar e investigar en un área de frontera entre la física aplicada y la tecnología es algo no es habitual y que eso se hiciera en el entorno del Centro Atómico Bariloche, un lugar que cuenta con laboratorios excepcionales, resultó un atractivo muy grande”.

Diego Grosz tiene un largo camino recorrido en esa línea. A partir de su formación original en Física en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, seguida por un Doctorado en Ciencias por la Universidade Estadual de Campinas de Sao Paulo, en Brasil, y sumado a una vasta experiencia laboral y académica en Telecomunicaciones, que incluye su paso por los Laboratorios Bell, en los Estados Unidos, el director de la carrera enfatiza la oportunidad innovadora que brinda la carrera en el IB, por posibilitar el trabajo en conjunto de equipos de investigación y desarrollo en un mismo entorno. “Las personas que trabajan en esos grupos son docentes del Instituto y están en contacto muy próximo con estudiantes que se enteran de lo que está pasando en las fronteras de las áreas en las que trabajan los investigadores”, explica.

Además, desde su área de trabajo que abarca las fibras ópticas, láseres y óptica no lineal, Diego Grosz, comenta que están formando un grupo de investigación y que cuentan con equipamiento único en el país para trabajar. “Eso configura una situación muy especial para una carrera de ingeniería en Argentina: los planes son ambiciosos, hay mucho entusiasmo. Si, como estudiantes, les gustara participar de esto, son bienvenidos. Lo que queremos son chicos motivados que quieran aprender y trabajar muy fuerte”, dice dirigiéndose a los potenciales interesados en estudiar en el Balseiro esta rama de la Ingeniería

Una carrera hacia el futuro

Estar preparados para los desafíos tecnológicos que se vienen y adaptarse a las nuevas demandas laborales será cada vez más importante para los estudiantes de hoy y los profesionales de mañana. En términos generales, los últimos reportes del Banco Mundial advierten sobre la aparición de un nuevo mercado de trabajo en permanente mutación. Los cambios serán tan profundos y acelerados que el 65% de los jovenes que nacieron entre 1995 y 2005 se integrarán a puestos de trabajo que aun no existen.

Lejos de provocar vértigo, los estudiantes y docentes de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro viven la incertidumbre como un estímulo y una oportunidad para convertirse en protagonistas de las transformaciones grandes y pequeñas en el área comunicaciones que afectarán la vida cotidiana y las formas de estar conectados y transmitir y recibir señales en todo el mundo.

Tal es el caso de Ivo Lodovico Molina, estudiante de quinto año de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones en el IB. El joven mendocino originalmente estudiaba Ingeniería en Sistemas de Información en la Universidad Tecnológica Nacional pero las perspectivas profesionales de su carrera no lo enstusiasmaban. “La verdad es que no me parecía muy interesante la oferta laboral que tenía mi carrera anterior así que quería buscar algo nuevo, algo que no hubiese visto antes”. Fue entonces cuando surgió la idea de estudiar Telecomunicaciones en el IB. “Me llamó mucho la atención porque es una carrera con mucho futuro y es un área clave, no sólo acá, sino en todo el mundo… Eso fue lo que me motivó para venir a Bariloche”.

Pensar en el futuro y trabajar en un área fundamental es el denominador común de quienes se inclinan por las Telecomunicaciones. Belén Llaneza también es de Mendoza y, al igual que la mayoría de los estudiantes que llegan al Balseiro tras cursar dos años de otras ingenierías o carreras afines, ingresó después de estudiar Ingeniería Industrial en la UNCuyo. Pero una vez aprobado el examen y completado el proceso de admisión, decidió cambiar su orientación y estudiar Telecomunicaciones. 

Desde un laboratorio sofisticadamente equipado, con inspiradora vista a las montañas y mientras trabaja en el diseño de un filtro, Belén resalta las posibilidades de innovación constante que ofrece esta disciplina, como una fuente de motivación a la hora de pensar su futuro profesional. “Lo que me gustó de esta Ingeniería en Telecomunicaciones es que se trata de la carrera de más vanguardia que tiene el instituto. Siempre está ahí al pie con cosas nuevas y eso es bueno para alguien que quiere estar actualizado quizás en las cosas que exigen nuevas tecnologías día a día”.

Con un criterio similar, Santiago Echevarría, de Neuquén, con formación original en Física de la Universidad Nacional de la Pampa, también estudia Ingeniería en Telecomunicaciones. Hoy es estudiante de quinto año y coincide en rescatar el carácter novedoso de esta disciplina, como uno de los ingredientes que más lo atrajo. “Me gustó porque es una carrera que es nueva y los temas que trata siempre y me interesan mucho. Me dio mucha curiosidad y por eso decidí anotarme.”

Más allá de las fronteras de la innovación

Gentileza D. Groz et alVersátil, la Ingeniería en Telecomunicaciones se expande en posibilidades de manera constante y veloz. ¿Cómo definirla específicamente? “Se trata de una disciplina en la cual se estudia y se desarrolla la tecnología y las herramientas para poder transmitir, recibir y procesar la información”, dice Pablo Costanzo Caso, docente de la carrera en el IB. Y su alcance es enorme. “Los sistemas de comunicación como aquellos con fibra óptica, satelitales, celulares, inalámbricos y cableados son los que actualmente le dan soporte a cada una de las aplicaciones que hoy conocemos llamadas Internet, redes sociales, juegos en línea, televisión por demanda, etc. Cada una de esas actividades está por debajo una importante red de comunicaciones que le da soporte”, explica el docente.

Desde el Laboratorio de Ingeniería Aplicada en Telecomunicaciones, LIAT, del Centro Atómico Bariloche que cuenta con equipamiento único a nivel nacional y una infraestructura de primer nivel, equiparable a la que existe en las instituciones internacionales más prestigiosas, los estudiantes del Balseiro realizan investigación aplicada en diversas disciplinas y líneas de trabajo como la electrónica de alta frecuencia, radiofrecuencia y microondas, el desarrollo de la fotónica para telecomunicaciones y el procesamiento de señales, enfocados en sistemas de radares.

Pero eso no es todo. “Los investigadores que son docentes de la carrera en telecomunicaciones además de trabajar actualmente en sistemas de acceso y transporte óptico, están empezando a trabajar en una línea muy prometedora, de comunicaciones cuánticas”, cuenta Diego Grosz. Y agrega que la idea es que, pronto, se ofrezca a los estudiantes alguna materia optativa en esa línea. ¿En qué consisten las comunicaciones cuánticas? “Son aquellos sistemas de comunicación que, en la parte de seguridad, por ejemplo, utilizan principios de física básica para hacer que determinados esquemas de seguridad sean inexpugnables, que sea muy difícil espiar la comunicación del otro”.

La tecnología actual y la que vendrá está en manos de jóvenes que quizás comiencen sus carreras de telecomunicaciones en este momento y se conviertan en poco tiempo, en los protagonistas de desarrollos tecnológicos que podrían cambiar nuestras vidas para siempre. Desde crear sistemas para monitorear aviones, obtener imágenes con radares en satélites desde el espacio, desarrollar sistemas de comunicación inhackeables o redes de comunicación cada vez más rápidas y eficiente, los desafíos están al alcance de todos.

“Si les gustan las comunicaciones, la electrónica aplicada, la electrónica de alta velocidad, averigüen y van a ver que les va a dar ganas de venir a trabajar y estudiar al IB”, asegura el docente e investigador Julio Benítez desde un laboratorio con espléndida vista a las montañas.

Y tal vez, en un futuro cercano puedan ser artífices de nuevas formas de comunicación que hasta hace poco tiempo sólo eran imaginadas por la ciencia ficción. Después de todo, desde las videollamadas que se anticiparon en Volver al Futuro 2, hasta la biblioteca infinita de Borges equiparada por muchos con Internet, la tecnología ha demostrado que hasta los sueños más complejos pueden hacerse realidad en manos de buenos ingenieros.

*Link a la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro: ingresar aquí.

*Link a la página de Ingreso 2019, con información sobre requisitos y becas completas: ingresar aquí.

 

---
Por Graciela Lehmann / Periodista invitada
Crédito fotos: Chiwi Giambirtone (1 y 2). // Gentileza D. Grosz et al (3)

Para el Área de Comunicación Institucional del
Instituto Balseiro.
San Carlos de Bariloche, 11/12/2018
Facebook.com/InstitutoBalseiro - Twitter.com/IBalseiro
Instagram.com/institutobalseiro / YouTube +Instituto Balseiro
Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html