+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP

Bariloche rinde homenaje a sus pioneros de la ciencia en el Centro Cívico

La calle "Paseo de la ciencia Dr. Balseiro" bordea tres lados de la plaza del Centro Cívico de Bariloche. Crédito Laura García Oviedo / Prensa IB. La calle "Paseo de la ciencia Dr. Balseiro" bordea tres lados de la plaza del Centro Cívico de Bariloche. Crédito Laura García Oviedo / Prensa IB. La calle "Paseo de la ciencia Dr. Balseiro" bordea tres lados de la plaza del Centro Cívico de Bariloche. Crédito Laura García Oviedo / Prensa IB.

El Concejo Deliberante de Bariloche aprobó por ordenanza designar una de las calles que rodean el centro cívico en reconocimiento al científico José Antonio Balseiro. Además, en un acto que se realizó ayer, se presentaron las placas que llevarán los distintos edificios que componen el Centro Cívico, con los nombres de varios de los colegas del primer director del Instituto Balseiro.

Fecha de publicación: 07/03/2019

“Paseo de la ciencia Dr. Balseiro” es el nuevo nombre de una de las calles centrales de Bariloche, en el Centro Cívico de la ciudad. El acto para presentar públicamente esta decisión se realizó en la Sala de sesiones del Concejo Municipal barilochense el miércoles 6 de marzo. Cada edificio que integra el Centro Cívico tendrá además una placa con el nombre de varios de los docentes que acompañaron a José Antonio Balseiro en el proceso de fundación del instituto que en la actualidad lleva su apellido, el Instituto Balseiro.

calle Balseiro 3 sw okLos autores del proyecto de ordenanza son el intendente municipal, Gustavo Gennuso, y la Concejal Viviana Gelain, quienes estuvieron presentes en la ceremonia. Gelain coordinó las presentaciones que realizó cada familiar o conocido de los homenajeados. “Dimos muchas vueltas para encontrar la calle adecuada (…) Los nombres trascienden hacia el futuro: dentro de 30, 50 o 100 años alguien preguntará por qué lleva este nombre”, dijo Gennuso en referencia a la calle que reconoce el legado de Balseiro.

Además, Gennuso, que es Ingeniero Nuclear egresado del Instituto Balseiro, destacó que dos de los pilares de Bariloche son la ciencia y el turismo. Por eso, la misma ordenanza designó “Eduardo May” a la calle que sube desde el Puerto de la ciudad hasta el Centro Cívico, y que desemboca en la calle “Paseo de la ciencia Dr. Balseiro”. May fue fundador y primer presidente de la Cámara de hoteles en 1943.

“San Carlos de Bariloche es una ciudad mundialmente considerada y reconocida como polo científico-tecnológico. La fabricación de satélites de investigación y de comunicaciones, la construcción de radares de control aéreo y de radares 3D, la venta a varios países, incluidos Australia y Holanda, de reactores nucleares de producción de radioisótopos y aptos para el estudio de materiales por parte de la empresa INVAP sumado a los resultados en investigación y desarrollo y a la formación de recursos humanos por parte de distintas casas de altos estudios y centros de investigación de CNEA y CONICET hablan claramente de un Bariloche que se ha convertido en protagonista de la ciencia, la tecnología y el desarrollo industrial avanzado”, sostiene la ordenanza municipal.

“Estos resultados fueron posibles gracias a la semilla que plantó en 1955 la creación, por la CNEA y la UNCUYO, del Instituto de Física de Bariloche (IFB), cuya dirección, hasta su muerte en 1962, estuvo a cargo del Dr. José Balseiro, que con tesón y sacrificio luchó contra las adversidades que la idea encontró en un principio”, agrega el documento. También se nombra allí al Dr. Conrado Varotto, que lideró la creación de INVAP y que es uno de los primeros egresados de este instituto. Asimismo, el documento incluye una breve reseña biográfica de Balseiro (ver recuadro).

Los docentes homenajeados y los edificios que tendrán placas con sus nombres son: Francisco De Haro y Ronald Roddick (Museo de la Patagonia), Wolfgang Meckbach (Oficina de Informes turísticos), Susana Fernández Long (Sala Chonek), Manuel Balanzat (Intendencia), Alberto Maiztegui (Oficina de SUBE), Gino Moretti (Policía), Manlio Abele (Concejo Deliberante), Enrique Gaviola (Protección Civil) y Tomás Büch y Mario Foglio (Biblioteca Sarmiento).

“En el marco del proyecto de ordenanza para llamar a la calle ‘Paseo de la Ciencia Dr. Balseiro, también surgió la idea de hacer un reconocimiento al equipo de primeros profesores o diseñadores que acompañó al Dr. Balseiro en los inicios del Instituto de Física de Bariloche”, contó la Concejal Viviana Gelain. “Para nosotros es muy importante el lugar que ocupa la ciencia en Bariloche. Sentimos que tenía que estar este reconocimiento a la figura el Dr. Balseiro en el centro de la ciudad”, agregó.

calle Balseiro 2 swEntre los familiares y amigos de varios de los físicos e ingenieros homenajeados, estuvo María Elena Porta, egresada de la segunda promoción de Físicos del Balseiro. “Me parece un acto de justicia que Balseiro esté presente en el centro de la ciudad. Creo que el Centro Atómico Bariloche y el Instituto Balseiro han puesto en el mapa a Bariloche para muchos científicos de otros países, con las consecuencias que eso trae de intercambios de culturas y conocimiento”, dijo. Además resaltó el esfuerzo que hizo José Antonio Balseiro en una época muy difícil. “Falleció a los 42 años y dejó todo hecho. Era muy joven y era un convencido de la necesidad de hacer ciencia independiente de otros factores que no hacen a la ciencia”, contó la Doctora en Física.

Por su parte, Arturo López Dávalos contó que la idea de proponer un reconocimiento al primer director del Instituto Balseiro surgió de una charla en el Centro Atómico Bariloche. “Había varias ideas: que fuera el nombre de una calle importante, o hacer un busto o un monumento en un mirador al lago… Enviamos una nota firmada por Alascio, De la Cruz y yo, y la idea prendió enseguida en el intendente y la Concejal Gelain, que armaron el proyecto de ordenanza”, sintetizó López Dávalos. Ante la consulta de cómo era José Antonio Balseiro, respondió que para conocer la personalidad de este pionero hayque mirar los frutos de su trabajo. "Como dijo Etcheverry en el prólogo del libro que escribí con Norma Badino: Balseiro fue un arquitecto en la tormenta”.

Entre las personas que brindaron unas palabras a cada homenajeado estuvieron Francisco de la Cruz, Blas Alascio, María Elena Porta, María Teresa Causa, Horacio Salva, Francisco de Haro, Abraham Kestelman y Héctor Otheguy. Beatriz Balseiro, la hija mayor de José Antonio Balseiro, quien estuvo acompañada por sus hermanos Carlos, Esteban y Beatriz, cerró el acto agradeciendo al Concejo Deliberante de Bariloche y quienes llevaron adelante este proyecto: “Es un honor y un orgullo, y me alegra mucho que este reconocimiento no sea sólo al Dr. Balseiro sino a gran parte de la gente que lo acompañó”, dijo.

RECUADRO

UN CORDOBÉS EN BARILOCHE
José Antonio Balseiro nació en Córdoba el 29 de marzo de 1919. Si bien realizó sus estudios primarios y secundarios en esa ciudad, estudió física en la Universidad de La Plata. Luego regresó a su provincia natal, para trabajar en un cargo en el Observatorio Nacional de Córdoba. “En 1947 regresa a La Plata como profesor y se hace cargo de varios cursos mientras continúa sus trabajos de investigación. En 1950 viaja a Inglaterra, a la Universidad de Manchester. Regresa a la Argentina en 1952 convocado por el gobierno nacional para participar en lo que se llamó Comisión Investigadora del Proyecto Huemul. En el mes de julio de ese año tuvo su primer encuentro con Bariloche desempeñando un papel central en la citada Comisión”, sintetiza la ordenanza municipal.

“El empuje con que venían desarrollándose las actividades de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la visión de sus directivos brindaron el marco propicio para que en mayo de 1955 se firmara el acuerdo con la Universidad Nacional de Cuyo que dio origen a la creación del Instituto de Física de San Carlos de Bariloche, hoy Instituto Balseiro, bajo la dirección de José A. Balseiro, reconocido internacionalmente por su aporte a la formación de físicos e ingenieros”, agrega el documento. Quienes tengan interés en conocer más sobre la historia de este pionero de la física en Bariloche pueden leer el libro “J. A. Balseiro: crónica de una ilusión. Una historia de la Física Argentina” de los autores Arturo López Dávalos y Norma Badino (Fondo Cultura Económica).

---

Área de Comunicación Institucional del 
Instituto Balseiro. 
San Carlos de Bariloche, 07/03/2019
Facebook.com/InstitutoBalseiro - Twitter.com/IBalseiro
Instagram.com/institutobalseiro / YouTube +Instituto Balseiro
Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html