+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP

El LINAC cumple 40 años investigando y formando


El desarrollo científico y tecnológico hoy es clave para el crecimiento de los países. En Argentina, en el Instituto Balseiro de San Carlos de Bariloche, los estudiantes de grado y posgrado se forman en laboratorios de primer nivel. Allí, realizan trabajos de investigación que redundan en aplicaciones concretas tanto en ciencia básica como en desarrollos tecnológicos. El LINAC, un buen ejemplo.
La capacidad de un país de dar respuesta a muchas de sus necesidades desde desarrollos científicos tecnológicos propios resulta clave en el mundo actual. Y para que esta capacidad crezca se necesitan científicos y tecnólogos preparados para el desafío de generar nuevos recursos, conocimiento y tecnologías. En el Instituto Balseiro (IB), que es una unidad académica interdependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo, los alumnos de grado y posgrado realizan sus prácticas en los laboratorios del Centro Atómico Bariloche (CAB). Allí, tienen la posibilidad de aportar a trabajos de investigación realizados por sus docentes que son investigadores en actividad.

Un ejemplo es el del acelerador de partículas LINAC. Este equipo acelera electrones a muy alta energía y los hace chocar contra un blanco; producto de ese choque se genera un tipo de radiación (rayos gamma) que obligan al blanco a liberar neutrones de los núcleos de los  átomos que lo componen. Luego, estos neutrones son sometidos a un proceso por el cual se baja su energía y son utilizados en campos tan amplios como el estudio de propiedades de materiales, ingeniería nuclear o biología. Este 2009, el LINAC cumplió 40 años y desde sus comienzos fue utilizado, no sólo para investigación en ciencia básica y en aplicaciones tecnológicas, sino también en la formación de profesionales. El último viernes se realizó en el CAB el festejo de este aniversario, donde el Dr. Roberto Mayer, físico investigador y docente del Instituto Balseiro, reseñó el trabajo realizado por los estudiantes.

En este acelerador, que se encuentra renovado y funcionando al nivel requerido hoy por la ciencia y la tecnología, unos 39 estudiante realizaron sus trabajos de investigación para sus tesis de grado y unos 20 la de doctorado. El Dr. Mayer destacó que también los alumnos de grado del IB acceden al LINAC para realizar sus trabajos, y que aportan a tareas de investigación y desarrollo en vigencia como en la generación de técnicas para la detección de contrabando o en desminado humanitario,