+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP

El doctor en Física Roberto Zysler, egresado y docente del Instituto Balseiro (CNEA-UNCuyo) e investigador en el Centro Atómico Bariloche (CNEA) fue distinguido el martes 7 de noviembre en el Salón Azul del Congreso de la Nación con la “Mención de Honor al Valor Científico”. Se trata de un reconocimiento que otorga el Senado de la Nación “al desempeño de aquellas personas u organizaciones que se han destacado en la promoción, el desarrollo y la difusión de la ciencia, la tecnología y la innovación productiva”.

Fecha de publicación: 08/11/2017

El nanocientífico Roberto Zysler fue premiado por su trayectoria científica y, particularmente, por un innovador desarrollo que impulsó: nanopartículas magnéticas para tratar el desprendimiento de retina. El método fue hecho en conjunto con oftalmólogos, patólogos oculares y bioquímicos y está en fase experimental. Zysler es egresado del Instituto Balseiro, institución educativa dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), donde también es profesor. En el Centro Atómico Bariloche, es investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en la División Resonancias Magnéticas (Gerencia de Física).

Luego de recibir la Mención, el Doctor en Física residente en Bariloche expresó: “Es un honor recibir esta distinción. Pero sobre todo es una indicación de que vamos por el camino correcto. Es un reconocimiento a los años en la investigación, en la formación de recursos humanos y el salto hacia desarrollos que pueden cambiar la vida de los habitantes de nuestra sociedad.”

Según se informó desde el Senado, es la primera vez que se entrega la “Mención de Honor al Valor Científico”, que fue otorgada a personas u organizaciones propuestas por los senadores y senadoras en representación de cada una de las provincias. En el caso de Zysler, fue postulado por la senadora nacional por la provincia de Río Negro, Silvina García Larraburu, quien destacó que el profesional del CAB “es un referente internacional en la investigación con nanopartículas magnéticas y gracias a su pasión, capacidad y compromiso, desarrolló una alternativa única en el mundo para casos de desprendimiento de retina”.

Junto a Zysler también fueron reconocidos otros profesionales de 22 provincias del país, entre ellos, también por Río Negro, un equipo de trabajo conjunto ARSAT e INVAP.

Desarrollo distinguido

Uno de los motivos de la distinción que Zysler recibió fue el citado desarrollo que lideró con el fin de diseñar nanopartículas magnéticas para tratar el desprendimiento de retina y que se inició hace siete años. Se trata de un novedoso procedimiento respecto del actualmente utilizado y que consiste en resolver esta enfermedad ocular con la utilización de nanopartículas magnéticas que se inyectan en el ojo y que, atraídas por un imán que se coloca en la zona de la sub-conjuntiva, empujan la retina y la regresan a su lugar, manteniéndola en posición hasta su cura.

“El método prácticamente no presenta contraindicaciones para el paciente, quien vuelve a su casa con la visión plenamente recuperada y puede hacer una vida normal, con sus cuidados iniciales”, aseguró el físico del CAB, quien también explicó que después de un tiempo -cuando la retina ya está ubicada correctamente- se saca el imán y las partículas son reabsorbidas por el organismo.

Desde el año 2016, el procedimiento desarrollado por Zysler y su equipo se encuentra en la fase 1 de prueba en humanos, con una efectividad del 100%. A futuro, la fase 2 considera realizar la intervención en cientos de personas.

Historia de un proyecto innovador

¿De qué se trata el desprendimiento de retina? “La retina se mantiene en su lugar por un conjunto de células que la bombea, empujándola y adhiriéndola sobre la pared interna del ojo”, describió Zysler y continuó: “De esta manera se mantiene la irrigación. Como consecuencia de una caída o golpe, se forma una lesión en la retina, levantándose, es decir, desprendiéndose. Esto genera que el bombeo deje de funcionar y es necesario repararla con urgencia para que la retina no se desprenda totalmente, con la consecuente ceguera.”

 

La historia del método desarrollado por Zysler comenzó en el año 2010, cuando el Dr. Mario Saravia, jefe de Retina del Hospital Austral y médico del Hospital de Clínicas, y el patólogo ocular, Dr. Alejandro Berra, se pusieron en contacto con el físico del CAB. Ellos tenían una inquietud: querían desarrollar una alternativa a la cirugía tradicional para reparar el desprendimiento de retina, ya que la intervención usual no daba resultados efectivos en algunos pacientes. Y Zysler creyó que podía realizar un aporte a la solución que se estaba gestando.

zyslerpremio2

“Hoy se aplica al paciente una burbuja de gas que empuja la retina y la mantiene en su lugar hasta que se cura. Se trata de un método que tiene más de 60 años y su eficacia depende de la posición de la lesión. Si es una lesión en la parte superior del ojo, es lo mejor que puede pasar: por gravedad, la burbuja va a estar hacia arriba y basta con dormir sentado para cicatrizar”, detalló el Doctor en Física.

“Cuando la lesión ocurre en un costado, se introduce la burbuja en el ojo y el paciente debe permanecer el mayor tiempo posible recostado de lado. Pero cuando uno tiene una lesión de este tipo en la parte inferior del ojo, ya no tiene sentido la introducción de la burbuja”, aseveró el profesional del CAB. “Lo que suele ocurrir en esos casos es que se intenta poner un cinturón, se hace una cicatriz de láser y en general, si la lesión es muy pequeña, el problema se resuelve, pero muchas veces el paciente recurre a más operaciones, porque la retina se rompe nuevamente y deriva en otro desprendimiento.”

Zysler señaló que para reemplazar este tratamiento, la propuesta desde el laboratorio de Resonancias Magnéticas del CAB fue entonces diseñar partículas magnéticas para sustituir la burbuja del tratamiento regular que se utiliza actualmente, más un imán que se puede ubicar en cualquier lado del ojo, independientemente de dónde se encuentre la lesión. “Ésta es la principal ventaja”, señaló el investigador distinguido.

Asimismo, en el marco de este desarrollo, el físico destacó el trabajo en equipo y la conformación de un grupo interdisciplinario para llegar a la meta: “Cada integrante debió aprender el lenguaje del otro para poder construir así una sinergia que nos llevara al objetivo propuesto”, subrayó Zysler. “Aun así, todo este desarrollo hubiera sido imposible de concretar sin los cimientos sólidos que nos ha provisto la investigación básica que se genera en nuestro laboratorio, en las áreas de magnetismo de las nanopartículas y los materiales magnéticos Partiendo de esta base, lo tomamos como plataforma para el diseño de nuestro desarrollo. Actualmente continuamos trabajando en ambas temáticas y constantemente una se enriquece de la otra”, concluyó el profesional.

RECUADRO 1:

TRAYECTORIA
Roberto Zysler nació en la Ciudad de Buenos Aires en 1961 y vive en Bariloche desde hace 35 años. Es Investigador Superior del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Licenciado y Doctor en Física por el Instituto Balseiro y docente en esa institución académica, dependiente de la CNEA y de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). Tiene un posdoctorado en “Estudio de Sistemas de Nanopartículas Magnéticas”, realizado en Italia, y cuenta con una vasta experiencia en la formación de recursos humanos, que incluye dirección de tesis de grado y posgrado, dirección de posdoctorados y dirección de investigadores CONICET y de becarios.

El físico del CAB tiene, además, 146 artículos publicados en revistas científicas internacionales con referato. Y desde el año 1992 hasta el presente, ha realizado estancias en otros centros de investigación del país y el extranjero en el marco de cooperación científica con varios grupos. En la actualidad es Integrante de la Comisión Asesora de Física para ingresos a la Carrera de Investigador Científico del CONICET, como Coordinador de la misma. Recientemente fue convocado para desempeñarse como editor -a partir del 1° de enero de 2018- por la revista Journal of Magnetism and Magnetic Materials. Esta publicación se especializa en magnetismo y materiales magnéticos.

RECUADRO 2:

NANOPARTÍCULAS MAGNÉTICAS
Una nanopartícula es una partícula sub-microscópica con una dimensión menor que 100 nanómetros. El nanómetro es una unidad de longitud que equivale a la millonésima parte de un milímetro. Las nanopartículas magnéticas se denominan así porque pueden ser manipuladas por medio de la aplicación de un campo magnético.

Las utilizadas para el procedimiento diseñado por Zysler y su grupo para tratar el desprendimiento de retina se desarrollan en el laboratorio de Resonancias Magnéticas del CAB y tienen un recubrimiento biocompatible que ayuda a mantener la suspensión dentro del humor vítreo del ojo.

Crédito fotos: 1) Gentileza Despacho Senadora García Larraburu // 2) Gentileza RR.PP. y PRENSA CAB.

Fuente: Esta nota fue producida por el Área de Prensa del CAB. Link al artículo en el sitio web del CAB.

 

 --

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 08/11/2017

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro / Contacto:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html

En una ceremonia realizada anoche en la ciudad de Buenos Aires, los físicos Carlos Balseiro y Gonzalo Torroba recibieron los premios en Física de la Fundación Bunge y Born 2017. Carlos Balseiro, director del Instituto Balseiro, fue galardonado con el premio Trayectoria 2017, que se otorga desde 1964 a destacados científicos argentinos. Gonzalo Torroba, egresado y docente del mismo instituto, recibió el premio Estímulo 2017, galardón que es otorgado a jóvenes científicos desde 2001.

Fecha de publicación: 31/08/2017

El panel del acto, realizado en el CCK -ex Correo Central-, estuvo compuesto por integrantes del jurado evaluador, como el premio Nobel en Física 2012, Serge Haroche, y el físico Juan Pablo Paz; autoridades de la Fundación Bunge y Born, entre ellos su presidente, Jorge Born; y el ministro de ciencia y tecnología, Lino Barañao. En el público estuvieron presentes familiares, colegas y periodistas.

La ceremonia de la entrega de premios de la Fundación Bunge y Born tuvo un fuerte componente audiovisual. Comenzó con un video que puso énfasis en las tareas de la Fundación Bunge y Born, en torno a la educación, la ciencia, la cultura y la salud. Y para presentar a cada galardonado se mostró al público un par de videos basados en entrevistas a Carlos Balseiro y Gonzalo Torroba, que mostraron sus trabajos cotidianos en el campus en el Centro Atómico Bariloche. El evento fue conducido por la periodista Silvina Chediek.

Tanto Carlos Balseiro como Gonzalo Torroba se formaron como físicos con becas completas de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en el Instituto Balseiro, que funciona en la ciudad de Bariloche por un convenio entre la CNEA y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) desde 1955. Realizaron además posgrados en el exterior y son investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro Atómico Bariloche. Balseiro es también investigador de la CNEA.

La modalidad de brindar becas completas a la totalidad de sus estudiantes es una política iniciada desde el mismo origen del Instituto Balseiro y que continúa en la actualidad. Cada año, se realiza una convocatoria dirigida a estudiantes que hayan aprobado materias de los dos primeros años de una carrera universitaria de física o ingeniería. Tras un proceso de selección, que incluye un examen de física y matemáticas además de una entrevista personal, ingresan 15 alumnos por cada una de sus cuatro carreras de grado, que son la Licenciatura en Física y las Ingenierías Nuclear, Mecánica y en Telecomunicaciones.

“Balseiro es un líder mundial reconocido en la física de la materia condensada (…) ha sabido nuclear grupos de investigadores y jóvenes alumnos, con frecuencia teóricos y experimentales, que han contribuido a hacer del instituto de Bariloche un centro destacado internacionalmente en la investigación de la materia condensada”, afirmó el jurado del premio en la justificación de su elección. Y agregó: “La calidad, la profundidad y la constancia de la interacción promovida por el Dr. Balseiro con sus colegas experimentales del Grupo de Bajas Temperaturas de Bariloche es de enorme impacto en la física argentina”.

“Torroba es un joven físico teórico que ha demostrado excepcional creatividad y una singular capacidad de trabajo (…) Como parte de su Tesis doctoral, Torroba hizo excelentes contribuciones al área denominada ‘teoría de cuerdas’, analizando aspectos fenomenológicos de la física de altas energías y de la cosmología. Durante su estadía en Stanford, trabajó en distintos aspectos de la correspondencia holográfica (cuya existencia fue originalmente conjeturada por otro físico argentino, Juan Maldacena)”, mencionó el jurado con respecto al trabajo de Torroba. Y agregó: “La mencionada correspondencia holográfica se ha convertido en una herramienta indispensable de la física teórica”.

En su discurso de anoche, el premio Nobel Serge Haroche destacó la importancia de la ciencia y la tecnología. “Necesitamos más físicos que banqueros y más ingenieros que expertos en finanzas”, opinó de forma contundente. En el marco de la entrega de estos premios, el científico había brindado el día anterior una conferencia magistral en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires sobre la física cuántica y haciendo énfasis en la simbiosis entre investigación básica y potenciales aplicaciones.

“Nos reunimos esta noche para reconocer a dos notables científicos argentinos que se destacan por sus contribuciones en el campo de la física”, dijo, por su parte, Jorge Born, presidente de la Fundación Bunge y Born. “Para quienes no somos expertos en la física cuántica, es una zona misteriosa, pero debemos reconocer que casi todas las tecnologías que nos rodean vienen de ella”, dijo. Y agregó sin “los espectaculares avances de la física cuántica no existirían por ejemplo los microchips, la fibra óptica, las lámparas LED”, enumeró.

Durante el acto se destacó además que los premios Bunge y Born son esencialmente un reconocimiento de la comunidad científica hacia sus pares más destacados. Y que estos premios no sólo buscan valorar a los científicos sino principalmente contarle a la sociedad sus logros. Entre el público estuvieron presentes galardonados de años anteriores que son referentes en distintos campos de la ciencia, como Gabriel Rabinovich, Andrea Gamarnik y Francisco de la Cruz.

En sus discursos, Gonzalo Torroba y Carlos Balseiro agradecieron a la Fundación Bunge y Born por estos reconocimientos y también a sus familias, allí presentes. Torroba contó que para él ser científico es ser un explorador de la naturaleza, poniendo en juego las matemáticas, la imaginación y los experimentos. Balseiro expresó la importancia de la docencia y de la investigación en equipo con jóvenes, de forma interdisciplinaria.

La ceremonia finalizó con una disertación del ministro de ciencia y tecnología, Lino Barañao, en torno a la pregunta de qué es un investigador y su posible respuesta desde “la termodinámica y el comportamiento animal”. Ante la consulta para esta nota, Barañao remarcó que el premio Bunge y Born a la trayectoria es “el premio más importante que se ofrece en el país en materia de ciencia y tecnología”. Agregó que en su historia han sido galardonados los científicos más brillantes y que algunos de ellos han recibido luego el premio Investigador de la Nación.

“Es un motivo de legítimo orgullo para el Balseiro que dos de sus investigadores tengan esta distinción en el mismo evento. Y marca un poco toda una trayectoria de excelencia científica que es coronada por esta distinción”, opinó Barañao. Y reflexionó que muchos de los hallazgos tecnológicamente más importantes surgieron de investigaciones motivadas por la mera curiosidad. “Pero es también cierto que muchas de las investigaciones surgieron tratando de resolver un problema práctico en particular”, dijo. Asimismo, anunció la creación de un futuro polo científico y tecnológico de física médica y medicina nuclear en el Centro Atómico Bariloche.

Entre los invitados, estuvieron presentes el vicepresidente de la CNEA, Alberto Lamagna, el vicerrector de la UNCuyo, Jorge Barón, el gerente general y CEO de INVAP, Héctor Otheguy, y los vicedirectores del Instituto Balseiro: Mariano Cantero, por el área de Ingeniería, y Daniel Domínguez, por el área de Ciencias. También, participaron Alejandro Fainstein, gerente de Física del Centro Atómico Bariloche, Ingomar Allekotte, Gerente de Área Investigación y Aplicaciones No Nucleares (CNEA) y una de las primeras egresadas del Balseiro, María Elena Porta.

Al finalizar la ceremonia, se realizó un cóctel en homenaje a los premiados. Alberto Lamagna destacó que estos premios resaltan la importancia de la apuesta que hizo la CNEA en la creación del Instituto Balseiro para la formación de profesionales de alto nivel en física e ingeniería. “Son inversiones de largo plazo que gracias al proyecto en común entre la CNEA y la UNCuyo dan resultados como éstos”, dijo. También resaltó la importancia del anuncio que realizó el ministro Lino Barañao con respecto a la creación de un futuro polo científico y tecnológico de insumos médicos y medicina traslacional en el Centro Atómico Bariloche, que incluirá la formación básica de recursos humanos hasta la creación de empresas o spin offs.

Ante la consulta de qué significa este doble premio para una unidad académica de la UNCuyo, Jorge Barón, vicerrector de esta casa de estudios, expresó: “Realmente es una alegría que se le otorguen los premios Bunge y Born a dos egresados del Instituto Balseiro. Desde el punto de vista de la Universidad Nacional de Cuyo, es una maravilla y muy lindo que estos reconocimientos existan”. Además destacó la importancia de que Balseiro y Torroba sean docentes y que formen a futuros profesionales de la ciencia y la tecnología.

Links vinculados:

*Justificación del jurado de los Premios Bunge y Born con respecto al premio Trayectoria a Carlos Balseiro: http://www.fundacionbyb.org/sites/default/files/Justificacion_Balseiro.pdf

*Justificación del jurado de los Premios Bunge y Born con respecto al premio Estìmulo a Gonzalo Torroba: http://www.fundacionbyb.org/sites/default/files/Justificacion_Torroba.pdf

---

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 31/08/2017

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro / Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html

Esta semana tendrá lugar en la ciudad de Buenos Aires una serie de actividades en el marco de la entrega de premios de la Fundación Bunge y Born. Los galardonados son Carlos Balseiro, director del Instituto Balseiro, y Gonzalo Torroba, un joven docente del mismo instituto. Ambos son físicos teóricos e investigadores del CONICET en el Centro Atómico Bariloche.

Fecha de publicación: 28/08/2017

El martes 29 de agosto a las 16 horas, el Premio Nobel de Física Serge Haroche dará un coloquio especial en el Aula Magna del Pabellón I de Ciudad Universitaria (UBA). Esta actividad se realizará en el marco de la entrega del Premio Fundación Bunge y Born 2017 a Carlos Balseiro y el Premio Estímulo a Jóvenes Científicos de la misma fundación a Gonzalo Torroba.

El miércoles 30 de agosto, a las 19 hs, se realizará la entrega de premios en el Centro Cultural Kirchner, con la presencia de personalidades de la ciencia y del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Y el viernes 31, Carlos Balseiro dará una charla en el Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN) de la Universidad de Buenos Aires.

Tanto Balseiro como Torroba son egresados y profesores del Instituto Balseiro, en San Carlos de Bariloche. Carlos Balseiro es además el actual director de este instituto dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

El jurado de expertos a cargo de la selección estuvo conformado por físicos de distintas instituciones educativas y de investigación y desarrollo, tanto de Argentina como del extranjero. Entre ellos, se contó con la presencia del Premio Nobel en Física 2008 Serge Haroche. Entre los galardonados previos, se pueden mencionar a Luis Federico Leloir, en 1965; y Gabriel Rabinovich (2005 como Premio Estímulo y 2014 por su trayectoria).

Balseiro

Carlos Antonio Balseiro obtuvo su Licenciatura en Física en 1973 y su Doctorado en Física en 1978, en el Instituto Balseiro (Universidad Nacional de Cuyo). Luego fue investigador asociado en la Universidad de Berkeley y, más adelante, investigador visitante en numerosas instituciones de excelencia, como el Instituto Laue Langevin en Grenoble, la Universidad de Grenoble, la Universidad de California en Berkeley, etc.
Posee una destacada trayectoria como investigador en el Centro Atómico Bariloche, donde es Investigador de la CNEA, Investigador Superior del CONICET y Profesor Titular en el Instituto Balseiro, del que actualmente es su Director.

Recibió numerosos premios por su trayectoria, entre los que se destacan la Beca Guggenheim, el Premio Isnardi de la Academia Nacional de Ciencias Exactas Físicas y Naturales (ANCEFyN); el Premio Houssay y el Premio Konex (diploma de honor). Es académico miembro de la TWAS (The World Academy of Sciences) y de la ANCEFyN.

A su regreso al país, el Dr. Balseiro se consagró a Física Teórica, especializándose en física de materiales. Fue precursor mundial en temas de superconductividad y más adelante trabajó con nano estructuras.
Se destaca, además, en la Formación de Recursos Humanos, como Evaluador y en la conducción de Proyectos de Investigación. Ha publicado más de 170 trabajos en revistas internacionales incluyendo un par de artículos de difusión. Entre estos cabe destacar un artículo publicado en Science, 20 en Phys. Rev. Lett y 94 en Phys Rev B. Asimismo, participación como expositor invitado en más de 25 conferencias internacionales.

Torroba

Gonzalo Torroba, que recibió el Premio Estímulo a Jóvenes Científicos, tiene 36 años y se formó en el Instituto Balseiro, donde obtuvo el mejor promedio en la Licenciatura y Maestría en Física (2003). En 2009 se doctoró en la Rutgers University de Nueva Jersey. Fue investigador postdoctoral en el grupo de Física de Altas Energías de la Universidad de Stanford entre 2009 y 2014. En este año regresó a la Argentina, ingresando al Grupo de Partículas Elementales del Centro Atómico Bariloche, en su calidad de Investigador Adjunto del CONICET, y en la actualidad se desempeña como Jefe de Trabajos Prácticos del Instituto Balseiro.

Se destaca como formador de recursos humanos en la organización y participación de seminarios y conferencias, en el ámbito nacional y en el exterior. Ha realizado 48 publicaciones científicas en revistas internacionales con referato del más alto impacto, incluyendo JHEP, Physical Review D, Physical Review Letters, Physical Review B, Classical and Quantum Gravity, Physics Letters B, Journal of Physics A. Sus trabajos fueron citados 1010 veces, con un índice h de 14.

Artículos vinculados: 

*El director y un docente del Balseiro fueron premiados por la Fundación Bunge y Born (24/05/2017)

Esta noticia se realizó con información de la Fundación Bunge y Born. Más información, en este link.

Crédito foto: Gentileza Fundación Bunge y Born.

---

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 28/08/2017

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro / Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html

El doctor en Física Julián Sereni fue galardonado con el Premio “Bernard Coqblin” por sus significativas contribuciones en el estudio de la materia en su estado sólido. Sereni es egresado y docente del Instituto Balseiro (CNEA-UNCuyo) y uno de los referentes a nivel mundial de la investigación sobre un elemento llamado “cerio”.

Fecha de publicación: 28/06/2017

Julián Sereni es uno de los físicos referentes a nivel mundial de las propiedades magnéticas a bajas temperaturas de un elemento de la tabla periódica poco nombrado pero muy utilizado en la vida cotidiana: el cerio. Ese elemento es utilizado como material de base para generar la chispa en los encendedores. Y en el ámbito científico es muy valorado por sus propiedades que ayudan a comprender los comportamientos magnéticos de la materia.

El físico del Balseiro recibió el premio internacional “Bernard Coqblin” por sus aportes científicos en torno a ese material. En pocos días, viajará a Praga, en la República Checa, como invitado especial para recibir el premio y a la vez inaugurar con una charla la Conferencia internacional de “Sistemas de Electrones Fuertemente Correlacionados” (SCES, por sus siglas en inglés).

Comprender las propiedades de la materia, tanto en sus aspectos teóricos como experimentales ha llevado en el último siglo a desarrollos tecnológicos de gran impacto en la vida cotidiana. Los teléfonos celulares, las computadoras y hasta las comunicaciones satelitales son algunas consecuencias de una mayor comprensión de los fenómenos, como el magnetismo y la superconductividad, presentes en los materiales utilizados en la industria electrónica.

En ese contexto de investigación científica con foco en la física de los materiales, el científico Julián Sereni estudia el comportamiento del cerio desde su época de estudiante de licenciatura y luego de doctorado. Desde hace casi medio siglo trabaja en el Laboratorio de Bajas Temperaturas, en estrecho vínculo con el grupo de Teoría de Sólidos, del Centro Atómico Bariloche. En la actualidad es investigador de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) e investigador superior jubilado del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Además se ha dedicado a formar a nuevos investigadores a través de la docencia.

“Es un honor para el Instituto Balseiro que uno de sus egresados y docentes reciba este premio internacional”, destacó Carlos Balseiro, director de este instituto que depende de la CNEA y de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). “Quiero destacar además la gran calidad humana de Julián Sereni y su gran dedicación para formar nuevos investigadores aquí en el Centro Atómico Bariloche”, agregó Balseiro.

Ahora bien, ¿qué son los “Sistemas de Electrones Fuertemente Correlacionados”?. ¿Y por qué es tan interesante estudiarlos? Julián Sereni responde que así se denomina el fenómeno en el cual lo que le ocurre a un electrón afecta a todos los electrones del sistema. “Estudiamos el magnetismo incipiente a muy bajas temperaturas o, para ser menos técnico, investigamos cómo nace el magnetismo en el cerio o en compuestos que contienen cerio”, remarcó el físico.

El comité de premiación del congreso SCES 2017 destacó en su anuncio público que Sereni fue elegido por su “contribución decisiva y duradera al establecimiento de la investigación experimental en Argentina”. Durante más de 40 años, el trabajo de Sereni se centró en dar una visión lo más general posible de la fenomenología de estos sistemas de electrones fuertemente correlacionados.

Su aporte principal fue comparar los diversos comportamientos de esos sistemas a través de dos de sus parámetros básicos: el calor específico y la entropía a bajas temperaturas. “Estudiar este tipo de fenómenos en la física es ir al corazón de la comprensión de cómo se comporta la materia y la energía”, describió una de sus colegas en el Laboratorio de Bajas Temperaturas, la doctora en Física Gladys Nieva.

Para explicar por qué ha dedicado gran parte de su vida al estudio del cerio, Sereni cita a un eminente científico estadounidense, Karl Gschneidner, quien dijo: “En su forma elemental, el cerio es el elemento más fascinante de la tabla periódica”, cita. A partir de su experiencia personal, Sereni agrega que el cerio resultó ser un intermediario inigualable para “dialogar” con la naturaleza de la materia condensada, como se denomina de forma más global al estado sólido de la materia.

“La ‘empatía’ de este elemento en compartir uno de sus electrones, el llamado ‘4f’, según los requerimientos del entorno está ligado al debilitamiento de su comportamiento magnético”, explicó el físico. Y agregó que esta propiedad transforma al cerio en “una sonda ideal para estudiar cómo nace o muere el magnetismo” en distintas aleaciones o combinaciones de elementos que lo incluyen.

“Asimismo, por el hecho de compartir su electrón '4f ' con el entorno, el cerio disminuye notablemente su volumen atómico. Esto se llama ‘colapso del volumen del cerio”, y es lo que permite formar compuestos que sus vecinos en la tabla periódica no pueden hacer”, explicó Sereni. Y agregó que un atractivo histórico del cerio y sus aleaciones es que, con el avance de las investigaciones experimentales, se fueron descubriendo nuevos fenómenos físicos que no estaban predichos por los modelos existentes.

 

Una de las muestras del elemento cerio que tiene el Dr. Sereni. Crédito LGO/Prensa IB.

Una de las muestras del elemento cerio que tiene el Dr. Sereni. Crédito LGO/Prensa IB.

“No cabe duda que este reconocimiento es una gran satisfacción para mí, no sólo por la valoración del trabajo realizado sino también porque quienes me propusieron son los que siempre me apoyaron desde el exterior para hacerlo posible”, comentó Julián Sereni ante la consulta de la valoración de esta noticia. Asimismo, destacó que no es menor el hecho de que este premio fue instituido en honor al fallecido físico Bernard Coqblin quién, además de ser un eminente científico francés, es recordado por “haber tenido siempre tiempo para los demás”.

Julián Sereni abrirá en Praga la conferencia como parte del reconocimiento ya que allí se entregará oficialmente el premio. Pero también esta invitación de dar la sesión plenaria inaugural tiene una razón histórica. En 2017 se cumplen 80 años de la primera observación del citado “colapso del volumen del cerio”, ocurrida en el estudio del compuesto CeN (Nitruro de Cerio) realizado en 1937 por el químico genovés Aldo Iandelli. Fue justamente en el grupo de Iandelli donde Sereni realizó la primera parte de su formación post-doctoral bajo la guía de Giorgio Olcese, quien lo introdujo en el fascinante mundo de los compuestos de cerio.

Sereni nació en Trieste, Italia, hace 70 años. Con su familia, desembarcó en Buenos Aires el 4 de Setiembre de 1948, justo en el 'Día del inmigrante'. “Esta fecha no fue establecida por nuestra llegada sino porque fue el día de mayor ingreso de inmigrantes a la Argentina. Obviamente, cuando tomé conciencia de mi propia existencia ya era un niño argentino más, viviendo en Buenos Aires hasta los veinte años”, rememoró el físico.

-¿Cuándo decidió mudarse a Bariloche?

-La decisión de que mi lugar en el mundo era Bariloche la tomé el 5 de Enero de 1960 cuando vi por primera vez el Lago Gutiérrez al pie del Cerro Catedral desde la Pampa de Hueneleo. Hasta el año 1967 disfruté dos meses de cada verano en un campamento con base en el Lago Mascardi, hasta que hace 50 años aprobé el examen para ingresar al Instituto de Física, hoy Instituto Balseiro.

-¿Tuvo la oportunidad de conocer su país de origen?

-Recién durante mi post-doctorado pude volver a Italia, donde permanecimos un año y medio en Génova, donde nació nuestra hija primogénita. En la ciudad de Colonia, Alemania, vivimos dos períodos de más de un año, la segunda vez bajo el auspicio de la Fundación Alexander von Humboldt, seguidos por dos décadas de fructífera colaboración con el Instituto Max-Planck de Dresden. En Viena encontré la tumba de mi abuelo materno y en Francia el afecto de muchos colegas, entre ellos el del Prof. Bernard Coqblin. La moraleja es: las fronteras son una entidad de carácter administrativo, pues los hombres son igualmente valiosos en todo el mundo.

-¿Se puede decir que usted tiene la colección más completa de cerio en Argentina?

-Lo que tenemos en el laboratorio no es exactamente una colección sino las aleaciones que hemos investigado junto a colegas de Alemania, Francia e Italia. Ciertamente, ese es el mayor conjunto de muestras en base a Cerio en el país, pero en las colaboraciones internacionales las muestras pertenecen al grupo de trabajo en su conjunto, sin que medien fronteras para la actividad científica. De más está decir que el aporte de cada uno de los investigadores tiene que ser reconocido en su debida forma.

-¿Quiere agregar algo más?

-Una propiedad no científica de esas aleaciones de Cerio, pero que merece ser mencionada, es que fue el mejor catalizador para transformar a muchísimos colegas y alumnos en amigos.

Links vinculados:

-Página profesional del Dr. Julián Sereni: http://fisica.cab.cnea.gov.ar/bt/index.php/Juli%C3%A1n_G._Sereni

-CV del Dr. Julián Sereni: http://fisica.cab.cnea.gov.ar/bt/images/9/97/CV_Sereni_March2017.pdf

-Reseña del Dr. Julián Sereni publicada en la revista CIENCIA E INVESTIGACIÓN en 2016: http://aargentinapciencias.org/2/images/RevistaResenas/R-tomo4-3/4-Sereni-ceiRes-4-3-5.pdf

-Sitio web de la Conferencia internacional de “Sistemas de Electrones Fuertemente Correlacionados” (SCES, por sus siglas en inglés): www.sces2017.org

---

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 28/06/2017

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro / Contacto:   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html

Este martes 17 de septiembre se realizó en Buenos Aires el acto de entrega de los Premios Konex a las 100 mejores figuras de la última década de la ciencia y la tecnología argentinas. Entre los galardonados, se entregaron diplomas al mérito a docentes y graduados del Instituto Balseiro (IB) de San Carlos de Bariloche. Ellos son Adriana Serquis, Hernán Pastoriza y Alejandro Fainstein, que se recibieron de doctores en Física en el IB y que se desempeñan como docentes e investigadores de esta prestigiosa institución de enseñanza universitaria pública y gratuita. A la vez, todos ellos trabajan en diferentes campos de investigación en el Centro Atómico Bariloche (CAB), dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

Fecha de publicación:18/09/2013

Main Menu