+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP

Covita Balseiro

Falleció Covita Balseiro. Era cordobesa y se llamaba María Mercedes Covadonga Cueto, pero todos la llamaban Covita. Fue le compañera fiel y devota de uno de los más destacados físicos argentinos, creador en 1955 y primer director del Instituto que lleva su nombre y que cumple 55 años en pocos días. Fue la madre de sus cuatro hijos: Beatriz, Carlos, Esteban y Mónica, que hoy son brillantes profesionales (dos arquitectos, un físico, un biólogo) – tres de ellos viven en Bariloche.


Cuando Antonio Balseiro falleció a los 42 años en 1962, siguió sin su apoyo la crianza de sus hijos y se dedicó a dirigir y representar a una de las más antiguas organizaciones que se ocuparon de los más desprotegidos de Bariloche: la Asociación de Ayuda al Necesitado, hoy mucho más conocida por su escuela Antu Ruca, cuya Comisión Directiva estuvo presidida por Covita durante más de dos décadas. Durante unos cuantos años, también fue Directora del Colegio Nacional Angel Gallardo y Secretaria de Educación de la Provincia.


Además de su fuerte personalidad propia, para los “viejos” del Instituto Balseiro, Covita siempre fue el símbolo del que fuera su esposo, y ese cariño se demostró a través de la cerrada ovación que la recibió en la festividad del primer medio siglo de existencia del que empezó siendo, simplemente, el Instituto de Física de Bariloche, y que luego recibió, merecidamente, el nombre de su fundador.
Suave y cordial, Covita será para todos los que tuvimos el placer y el honor de conocerla, un ejemplo de vida, modesta pero fértil.

Tomás Buch