+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP

Del 4 de febrero al 4 de marzo de 2017, los participantes del programa “Becas de Verano” del Instituto Balseiro vivieron en Bariloche para participar en actividades de I+D de los laboratorios del Centro Atómico Bariloche. El objetivo de este programa es contribuir en la formación de científicos e ingenieros de Argentina y de otros países de Latinoamérica.

Fecha de publicación: 17 de marzo de 2017
Desde hace más de 20 años, el Instituto Balseiro se realiza el programa “Becas de Verano” del Instituto Balseiro otorgadas por la Comisión Nacional de Energía Atómica. Nuevamente, estudiantes avanzados de carreras de ciencias o ingenierías fueron becados para realizar una pasantía de investigación en los laboratorios del Centro Atómico Bariloche.

Entre más de 300 postulantes de Argentina y Latinoamérica, se seleccionaron 16 candidatos provenientes de 11 ciudades del país: San Fernando del Valle de Catamarca, San Salvador de Jujuy, San Juan, San Miguel de Tucumán, Cipolletti, Bahía Blanca, Rosario, San Luis, Santa Rosa, Santiago del Estero y Santa Fe. Y también provenientes de siete carreras: Ing. Química, Ing. Electromecánica, Ing. Electrónica, Ing. Mecánica, Lic. en Química, Lic. en Física y Lic. en Biotecnología.

La organización de las Becas de Verano es llevada adelante por Pierre Arneodo Larochette, Javier Curiale y Facundo Castro. La meta principal es que los becarios logren familiarizarse con técnicas experimentales en física e ingeniería, conocer nuevos ambientes de trabajo y colaborar en tareas de investigación.

EN EL LABORATORIO
Según informaron los coordinadores, los becarios se integraron a distintos grupos de trabajo y realizaron una investigación en algunos de los laboratorios del Centro Atómico Bariloche. Se les presentaron diferentes propuestas: cada estudiante debía elegir una opción para desarrollar a lo largo del mes bajo la guía de investigadores.

FUERZAS AERODINÁMICAS
Esteban Tacca, estudiante en Ingeniería Mecánica de la UTN - Facultad Regional Santa Fe, trabajó en el Laboratorio de Física Experimental con Eduardo Jagla y Nicolás Silin. “El proyecto consistió en realizar mediciones de fuerzas aerodinámicas sobre distintos cuerpos en rotación utilizando el túnel de viento que posee el laboratorio”, contó Tacca. Y agregó: “El objetivo era analizar las fuerzas originadas por el efecto Magnus, y su posible aplicación en aerogeneradores. Analizar el comportamiento real en el túnel de viento me permitió visualizar y comprender mejor las teorías aerodinámicas”.

FANTOMA VIRTUAL
Pablo Daniel Aguado, estudiante de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional de San Juan, trabajó en el área de la física médica, más particularmente en dosimetría radiológica bajo la guía de Pablo Cappagli y Diego Carrasco. “Realicé el modelado virtual de un fantoma antropomórfico, que es un maniquí, sobre el cuál simulamos radiación como la que recibiría un cuerpo humano en un tratamiento de radioterapia de haz externo”, contó Aguado. Y agregó que compararon sus resultados con otras simulaciones realizadas en software comercial de un equipo clínico real, y verificaron fortalezas y debilidades de cada uno de los algoritmos.

CAPTURADORES DE CO2
Mariana Morero, estudiante en la Licenciatura en Química de la Universidad Nacional de La Pampa, ciudad de Santa Rosa, realizó su beca en el Departamento de Materiales del Centro Atómico Bariloche. Bajo la dirección de Nadia Gamba y Fabiana Gennari, participó en el proyecto de producción, estudio y evaluación de materiales para la captura selectiva de CO2 generado por la combustión de combustibles fósiles en plantas de potencia. “El trabajo posibilitó la caracterización del material mediante diferentes técnicas así como realizar ensayos para evaluar la captura de CO2”.


BALANCES EN PRIMERA PERSONA
Los becarios regresan a sus ciudades de residencia con dos grandes experiencias: la académica y la humana. Ellos mismos destacan que convivir con otros estudiantes de distintas partes del país y de distintas carreras, y colaborar en proyectos de I+D en los laboratorios del CAB, es una experiencia muy enriquecedora para su desarrollo profesional.

Al igual que en ediciones anteriores, en la edición 2018 se hicieron dos visitas guiadas grupales: una a INVAP S.E. y otra al reactor RA6 en el Centro Atómico Bariloche. El programa finalizó con la presentación de los resultados obtenidos en informes escritos y principalmente con una sesión de pósters realizada en la Sala Parlante de la Biblioteca Leo Falicov del Instituto Balseiro.

“Fue una muy buena experiencia, en la que me sorprendí en varias ocasiones. Lo que más me gustó fue el grupo humano que formamos los becarios. En cuanto a lo académico, el lugar donde se trabaja tiene muy buenas instalaciones y excelentes recursos humanos. Destaco el trabajo de los organizadores de la beca y la buena predisposición de docentes y directores.” Esteban Tacca, 25 años, estudiante de Ingeniería Mecánica, UTN - Facultad Regional Santa Fe.

“En el Centro Atómico Bariloche pude descubrir un atractivo polo tecnológico en donde personas de orígenes y formaciones muy diversas realizan investigación de avanzada. Si bien todo gira –a diferentes distancias– alrededor de la energía nuclear, se hacen aportes a muchísimas áreas de la ciencia, desde la física más teórica hasta la medicina, pasando por las telecomunicaciones y la creación de nuevos nanomateriales. Lo mejor: ver que son cosas que se hacen acá, pero con el apoyo del mundo y para el mundo (…) Me voy del CAB/IB con nuevas preguntas, pero alegremente con muchas respuestas.” Pablo Daniel Aguado, 25 años, estudiante de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional de San Juan.

“El programa de Becas de Verano del Instituto Balseiro significó una excelente y enriquecedora experiencia, tanto a nivel personal como profesional. Me permitió conocer una de las instituciones de investigación más prestigiosas del país, así como vincularme con profesionales y personas de diferentes lugares (…) El grupo de investigación del cual formé parte me abrió sus puertas con absoluta generosidad y profesionalismo, ofreciendo enseñanzas que enriquecieron mis conocimientos notablemente. Lo que más me gustó de esta experiencia fue conocer un gran grupo de gente apasionada por la ciencia y la tecnología con muchas ganas de enseñar y aprender, así como tener la oportunidad de conocer y usar algunos equipos del Centro Atómico Bariloche”. Maria Morero, 24 años, estudiante de Licenciatura en Química, en la Universidad Nacional de La Pampa.

 

--

Área de Comunicación Institucional

Instituto Balseiro

San Carlos de Bariloche, 17/03/2017

En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro

En Twitter: @IBalseiro / Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html