+54 294 4445162      Bustillo km 9,5  Bariloche, RN, Argentina, R8402AGP
 

Entrevistas a graduados del IB / Leandro Echevarría: “En Ingeniería en Telecomunicaciones nos interesa enviar información útil de un lugar a otro”

El Ingeniero en Telecomunicaciones Leandro Echevarría egresó del Balseiro en 2016. Crédito Gentileza. El Ingeniero en Telecomunicaciones Leandro Echevarría egresó del Balseiro en 2016. Crédito Gentileza. El Ingeniero en Telecomunicaciones Leandro Echevarría egresó del Balseiro en 2016. Crédito Gentileza.

Leandro Echevarría egresó de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Balseiro en diciembre de 2016. Fue integrante de la segunda promoción de egresados de esta carrera, la más nueva de este instituto dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). Esta nota forma parte de una serie de entrevistas a recientes graduados.

Fecha de publicación: 12/07/2018

Oriundo de Tornquist, provincia de Buenos Aires, el Ingeniero en Telecomunicaciones Leandro Echevarría vive en San Carlos de Bariloche. En esta ciudad trabaja como empleado de la empresa Emtech desde que se recibió del Instituto Balseiro, en el desarrollo sistemas de lógica programable. Es además docente en el Balseiro de las materias Diseño Digital Avanzado y Sistemas Digitales para Telecomunicaciones.

Además de las telecomunicaciones, se dedica a la fotografía amateur y le gusta mucho también la literatura. En esta nota, cuenta a qué se dedica en su trabajo, qué significa para él esta rama de la ingeniería y brinda algunos consejos para los estudiantes que están próximos a recibirse.

-¿En qué consiste tu trabajo actual?
-Mi trabajo consiste principalmente en diseñar, implementar y validar sistemas de lógica programable (FPGA). Es decir, así como uno puede escribir software para ser ejecutado por una computadora, en este caso se escribe código que se convierte en última instancia en conexiones físicas dentro de un circuito integrado. Es una tecnología que se utiliza extensivamente en sistemas de comunicaciones de alta capacidad, y en mi caso particular estoy trabajando en un proyecto de radar sobre una plataforma de radio reconfigurable.

-¿Qué es para vos la ingeniería en telecomunicaciones?
-Es difícil decirlo por el sólo hecho de ser un egresado de esa carrera. Creo que tengo un concepto más genérico de qué siento que es la ingeniería, que para mí se remonta a esto de “tener la cabeza en las nubes, y los pies en la tierra”. Uno está todo el tiempo haciéndose preguntas de toda índole, y en el medio nunca se olvida de interponer un “¿pero cómo hago, con estas herramientas que tengo a disposición? ¿tiene sentido?”. En el caso de las telecomunicaciones nos interesa enviar información útil de un lugar a otro. Pero esto abarca un campo muy amplio de condiciones de contorno: nuestro mayor limitante bien podrían ser las características del material que consiguió el laboratorio para hacer una guía de ondas, o la precipitación promedio en una zona a la hora de calcular un enlace de microondas.

-¿Qué es lo que más te gusta de ser Ingeniero en telecomunicaciones?
-Lo que más me gusta es el hecho de que no saber qué voy a estar haciendo en cinco años me entusiasme tanto en lugar de preocuparme. Tener la puerta abierta a ser partícipe, aunque sea un poquito, de algo tan central al funcionamiento de las sociedades modernas me resulta fascinante. Y que puedo quejarme con autoridad de lo mal que me anda internet.

-¿Qué opinás sobre la formación que recibiste en el IB? ¿Qué valorás más, a la distancia?
-Valoro muchísimo que me hayan sacado de cuajo cierta inhibición para poner en práctica mi curiosidad, en todos los ámbitos. Hoy encaro conceptos desconocidos con mucha menos ansiedad que antes (aunque reconozco que en parte tuve que esperar a recibirme para que esto suceda). Esto va de la mano con el incentivo que nos han dado a ser quisquillosos, y a no creer en algo sólo por una cuestión de autoridad. Todos nos equivocamos –y a veces hay errores en libros o documentos oficiales– por lo que la capacidad para arriesgar un “che acá me parece que le pifiaron” es importante. Y por último, haber perdido la vergüenza ante decir “no sé”, algo que muy probablemente tenga que ver con la cantidad de mates que compartimos con gente tanto más capacitada que uno.

-¿Cuáles son los desafíos que más te apasionan en el trabajo?
-Cuando nada anda: encontrar las pruebas que mejor me ayuden a aislar las posibles causas de manera más eficiente. Cuando todo anda: también.

-¿Qué consejo le podés dar a estudiantes que están por recibirse de la misma carrera?
-Se me ocurren algunos: Uno es que no se cierren a una temática o especialidad en particular si no lo creen necesario. Hay tiempo de sobra para explorar cosas nuevas, y pronto se van a dar cuenta de que los razonamientos para encarar y resolver problemas suelen ser los mismos en la mayoría de los campos. Otro es que la visión de alguien que viene de otra disciplina y mira un problema con nuevos ojos suele resultar muy valiosa y práctica. Siéntense con sus compañeros, cuéntense en qué están trabajando y háganse preguntas. Van a encontrar cosas muy interesantes. Y por último, practiquen la habilidad de hacerse preguntas relevantes al problema que están tratando de resolver, que no siempre resultan ser las más interesantes. En otras palabras: no se preocupen por una penalidad por ISI de 1 dB si tienen nieve arriba de la parabólica.

-¿Y qué les dirías a quienes están en estos momentos lidiando con la elección de una carrera universitaria y están pensando en seguir esta carrera? ¿Qué cualidades en común suelen tener los estudiantes de ingeniería en telecomunicaciones y que pueden llegar a compartir con futuros estudiantes, si las hay?

-Les diría que no se preocupen si no tienen una imagen nítida del trabajo que realizarán dentro de diez años, ya que creo que una gran parte del entusiasmo por el trabajo propio nace de entender con claridad una serie de conceptos, y eso lleva tiempo. Si tienen paciencia, van a ver que irán apareciendo opciones interesantes, muchas veces independientemente del campo de estudio elegido. Por lo tanto, pienso que el consejo más sano es que consideren sus opciones con seriedad, ya que siempre implica un aporte colectivo el que puedan realizar una carrera universitaria, pero sin olvidarse de ser honestos sobre las aptitudes y los deseos propios, que siempre pueden cambiar. Nunca está mal reconsiderar sus opciones a lo largo del tiempo. Y si bien no creo que haya algo particular sobre los estudiantes de telecomunicaciones, sí entiendo que, en tiempos de súperespecialización, es una carrera que te brinda un conjunto de herramientas muy interesante para explorar todo tipo de horizontes. Sentarse a charlar con trabajadores del área y visitar laboratorios es una buena manera de comprender esta idea.

---

Área de Comunicación Institucional
Instituto Balseiro
San Carlos de Bariloche, 12/07/2018
En Facebook: www.facebook.com/InstitutoBalseiro 
En Twitter: @IBalseiro / Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
Más noticias: http://www.ib.edu.ar/index.php/comunicacion-y-prensa/noticias.html